LEY DE ENERGIAS RENOVABLES

Soluciones integrales de energías renovables

Ley de Energías Renovables

El marco normativo en pocas palabras

En septiembre de 2015 se aprobó la Ley de Energías Renovables (Ley 27.191), reglamentada por el Decreto 531/16. Allí se establece una meta de incorporación mínima de consumo de energía de fuentes renovables para el país del que se inicia con 8% en 2017 y se incrementa hasta el 20% en 2025.

Con la Resolución N°MEyM 281-E-2017 se determinaron las condiciones de los contratos del Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuentes Renovables (MATER) y las regulaciones para la autogeneración.

¿Quiénes deben cumplir con la Ley?

Además de los objetivos globales, que se fijan para el país, la ley establece que los grandes consumidores de energía eléctrica deberán cumplir las metas en forma individual.

Los Grandes Usuarios Obligados se denominan “Grandes Usuarios Habilitados” (GUH) y son aquéllos que tienen una demanda de potencia media anual mayor o igual a 300 kW, incluyendo tanto a los usuarios que se abastecen del mercado mayorista como de distribuidoras.

El objetivo de abastecimiento de energía renovable se aplica como porcentaje del total de energía eléctrica consumida en el año y se establece por número de CUIT. Si una empresa tuviera más de un punto de consumo, deberá considerarse la suma de los mismos para calcular el objetivo de energía renovable.

¿Cuáles son las opciones para abastecerse de energía renovable?

Los GUH podrán optar por alguna de las siguientes formas para cumplir con los objetivos de consumo renovable:

1. Participar de las compras conjuntas de CAMMESA (opción por defecto)

Las empresas que no ejerzan ninguna decisión sobre la provisión de energía renovable, participarán automáticamente de las “compras conjuntas de CAMMESA”, que es el conjunto de contratos que celebra CAMMESA con generadores de energías renovables (ej: los contratos de la licitación del Renovar).

El precio de la energía renovable para quienes compren energía renovable a CAMMESA será el costo medio de las compras conjuntas (que será publicado por CAMMESA y que rondará los 75 U$S/MWh) más otros cargos adicionales (ej. cargos de comercialización y administración). Quienes se abastezcan de la distribuidora deberán abonar, además, el cargo de distribución y peaje.

Los GUH que participen de las compras conjuntas (o no ejerzan opción de exclusión) no serán fiscalizados por el cumplimiento del objetivo de la Ley 27.191.

2. Realizar contratos individuales con generadores o comercializadores de energías renovables

Las empresas pueden realizar contratos de provisión de energías renovables con agentes privados (como generadores o comercializadores), pagando por la energía el precio pactado libremente con quien seleccionen como proveedor.

Los GUH que decidan cumplir con el objetivo a través de un PPA deberán ejercer la opción de exclusión de las compras conjuntas, teniendo esta opción dos veces por año. No deberán abonar los cargos de comercialización y administración. Podrán tener un descuento sobre el cargo fijo de reserva máxima pero estarán sujetos a fiscalización y, por tanto, a penalización por incumplimiento.

Los usuarios podrán realizar contratos con privados para proveerse de energía renovable sin ejercer la opción de exclusión (cumplen la meta participando de compras conjuntas y, además, se proveen de energía renovable de terceros).

3. Autogeneración

Los GUH pueden optar por la autogeneración de energía renovable. La alternativa más sencilla es a través de la instalación de paneles solares. Los sistemas fotovoltaicos pueden instalarse en el suelo o en el techo. El precio de la energía renovable sería el costo promedio de la inversión por MWh generado.

Si los usuarios deciden cumplir el objetivo a través de la autogeneración, deberán ejercer la opción de exclusión de las compras conjuntas, teniendo la oportunidad de hacerlo dos veces por año. A través de este mecanismo, los usuarios se ahorran el pago de cargos de administración, comercialización, distribución y peaje. Pueden también autogenerar sin ejercer la opción de exclusión (es decir, proveerse de CAMMESA para cumplir la meta y utilizar la energía autogenerada para reducir el consumo eléctrico convencional).

Todos los proyectos de generación, autogeneración o cogeneración conectados al SADI (Sistema Argentino de Interconexión) deben estar inscriptos en el RENPER (Registro Nacional de proyectos de Generación de Energía Eléctrica de Fuentes Renovables). Asimismo, podrán acceder a los beneficios fiscales establecidos en la Ley de Energías Renovables (devolución anticipada de IVA, amortización acelerada del Impuesto a las Ganancias, entre otros).