Contratos entre privados: cómo reaccionarán los grandes usuarios

Soluciones integrales de energías renovables

¿Cuáles son los aspectos que deberían tenerse en cuenta para la regulación de contratos entre privados?
La reglamentación debe considerar, en primer lugar, la posibilidad de escindir el lugar de consumo del lugar de generación, es decir, permitir la compra-venta “virtual” de energía eléctrica. En segundo lugar, los consumidores que instalen sistemas de autogeneración tienen que estar habilitados a vender el sobrante de la energía eléctrica no consumida. Ello implica la creación de la figura del “prosumidor”, no solo para usuarios residenciales, tal como existe actualmente en algunas provincias, sino también para usuarios industriales o comerciales. El tercer aspecto tiene que ver con los precios. Para determinar los precios de compra-venta de los contratos entre privados deberá, en primer lugar, definirse las condiciones de contratación de energía renovable que ofrecerá CAMMESA y, además, el valor de la multa por incumplimiento de la meta que establece la ley. Ambos parámetros son decisivos para la determinación de los plazos y precios de los contratos entre privados.

¿A quién y a qué precio deberían vender la energía quienes hayan cumplido el 8% reglamentario?
Los precios de los contratos entre privados probablemente terminen ubicándose en un valor mayor al precio que ofrecerá CAMMESA por la venta de energía renovable e inferior a la multa por incumplimiento. Todo ello, suponiendo que cada generador pueda realizar contratos con cualquier agente. Sin embargo, puede ser una opción que haya un período en el que sea CAMMESA la que concentre toda la compra-venta de energía renovable. Al menos hasta que se terminen de definir las regulaciones técnicas para la inyección a la red, los parámetros de fiscalización de las metas de la ley y las penalidades por incumplimiento y, además, se asegure la existencia de una oferta de energía renovable.

Y con esta expectativa… ¿en qué casos o sectores convendrá autoabastecerse, comprar a CAMMESA o cerrar contrato con un privado?
La opción de la compra de energía a CAMMESA dependerá, esencialmente, de la interpretación de la obligatoriedad de realizar el contrato a 20 años. Si esto fuera así, pocas empresas decidirán hacerlo. Les quedará, entonces, las otras dos opciones: hacer PPA con privados o autoabastecerse.

En un extremo, estarán las empresas que busquen solucionar el inconveniente en el corto plazo que optarán por el esquema de contratos con privados. La compra “spot” o de corto plazo (hasta los 3 años) podría implicar un costo estimado entre 100 y 130 U$S/MWh. En el otro extremo, estarán las empresas que busquen implementar una estrategia de largo plazo que les permita no solo cumplir la ley sino también asegurarse la disponibilidad de energía renovable. Si bien esta opción requiere una inversión inicial (aproximadamente 1.200 -1.800 dólares por kW instalado, dependiendo de la escala), la utilización de un buen esquema financiero y el aprovechamiento de los beneficios fiscales establecidos por la Ley 27.191 (y su decreto reglamentario) permiten generar rápidamente un ahorro y recuperar la inversión a corto plazo.

¿Cuál es la motivación para las empresas de disponer sistemas de autogeneración?
Para cumplir con la meta, los usuarios podrán abastecerse de energía renovable de terceros o disponer de un sistema de autogeneración. Pero la disponibilidad de un sistema fotovoltaico propio tiene una gran ventaja para las empresas: contar con una fuente alternativa de energía. De esta manera, pueden tener garantizada la energía eléctrica – al menos de las secciones consideradas esenciales – ante posibles cortes de suministro.

Otra de las ventajas de disponer de un sistema fotovoltaico es que permite reducir el consumo de energía eléctrica convencional, generando un ahorro de costos. Un sistema fotovoltaico para una empresa puede generar energía eléctrica a un costo de 40 U$S/MWh, aproximadamente, muy por debajo de la tarifa actual de energía eléctrica (quienes demandan más de 300 kW pagan entre 70 y 120 U$S/MWh, dependiendo la zona del país). Además, si se aplican correctamente los beneficios fiscales y se utilizan buenos productos financieros, el repago del financiamiento se compensa con el ahorro de costos por el menor consumo de energía eléctrica, por lo cual la inversión se recupera en poco tiempo.

¿Cuáles son los elementos necesarios para que se difunda la instalación de sistemas de autogeneración?
Para motivar las inversiones resulta clave completar el marco normativo, esclarecer los puntos que generan incertidumbre, incorporar nuevos instrumentos de financiamiento para empresas y para hogares e introducir beneficios específicos para fomentar la autogeneración de energía renovable.

Desde el punto de vista de los grandes usuarios…¿es una obligación o una oportunidad?
Los sistemas fotovoltaicos son actualmente una opción competitiva frente a la energía eléctrica convencional. La autogeneración no solo permite cumplir la meta que establece la Ley de Energías Renovables sino también reducir los costos de la energía eléctrica y diversificar las fuentes de provisión para asegurarse la disponibilidad de energía.